Estamos inmersos en un mundo digital, donde individuos, empresas e instituciones estamos constantemente interconectados. Y esta realidad nos pone ante una situación de identidad digital: si no estamos en alguna red social, ya sea que seamos personas o empresa, es como si no existiéramos. Es por lo que resulta necesario crear una proyección digital de nuestra empresa. En este mundo digital, debemos hacer que el resto del mundo nos conozca y ampliar nuestra esfera de trabajo hasta los límites de nuestras necesidades.

En redes sociales podremos crear un perfil de empresa, en el que hablemos un poco de quienes somos, qué ofrecemos, y a quién dirigimos nuestros servicios, nuestra misión, visión y valores. Sin embargo, cada red social ofrece espacios diferentes y la información que ajusta en una, puede ser excesiva en otra red. Esto nos obliga a ser creativos y constantes con nuestro contenido.

Una vez que tenemos los datos básicos de nuestra empresa y expusimos a qué nos dedicamos, pasamos al siguiente paso para nuestra proyección en las redes: crear publicaciones.
Una buena publicación sobre nuestra empresa debe cumplir tres características: Ser atractiva, relevante y que logre conversiones.

Atractiva: Para lograr una publicación atractiva, esta debe ser visualmente agradable, que invite al usuario a verla y prestar atención a nuestro contenido. Una publicación con imágenes, fotografías o vídeo resulta más atractiva que una publicación sólo de texto. Además, un texto de color o con fondo, es más llamativo que un texto plano.

Relevancia: La información proporcionada a través de la publicación debe tener relevancia, lo que significa que lo que escribimos resulte importante o por lo menos interesante para la persona que nos está leyendo. El contenido debe ser también original, pues si copiamos contenido de otros sitios o el contenido resulta muy pobre, provocará, por una parte, que los usuarios hagan poco caso de lo que publicamos, y por la otra, que las redes rechacen o den poca importancia a nuestras publicaciones.

Conversiones: El siguiente punto importante, es que nuestras publicaciones creen conversiones. Esto lo lograremos mediante los dos puntos que ya tratamos, que nuestra publicación sea atractiva y relevante, y además, debemos agregarle algo muy importante, una llamada a la acción. Este llamado puede ser sencillo, decirle al usuario “síguenos”, “suscríbete”, “encuentra más información aquí”, “Cómpralo ahora”, son llamadas a la acción, invitaciones a que quien lee el anuncio haga algo. Y cada vez que un usuario lo hace, logramos una conversión, que se convierte en una visita a nuestro sitio o incluso en una compra.

Otro aspecto importante es la administración de las cuentas. En este punto, debemos prestar atención a los siguientes aspectos:

Periodicidad: Debemos publicar contenido periódicamente. Una cuenta que publica y su siguiente publicación tarda semanas o meses, da una imagen de descuido y desatención, lo que resulta una mala imagen para le empresa. Debe procurarse que las publicaciones sean periódicas, ya sea varias veces al día  o cualquier frecuencia que se elija, pero que no se vea descuido en la publicación de contenidos.

Administración: Otro aspecto a cuidar, es la administración de la cuenta, no sólo en publicar, sino también estando pendiente de los comentarios y comunicación de otros usuarios. Si un usuario hace un comentario, pregunta o crítica en nuestra red, es deseable que pueda obtener una respuesta o una solución a lo que requiere.
Esto nos permite conocer más de cerca las necesidades de nuestro público, y además nos da la imagen de cuidado y atención esmerada al cliente.

Estas recomendaciones básicas serán útiles para una buena proyección de nuestra empresa en las redes sociales.

BI Solutions | Todos los derechos reservados ©. | Aviso de privacidad